Laura Esteban obsequia con uno de sus primeros cuadros al colegio de Frula

Ha sido su forma de cerrar una feliz etapa.

“Mi casa desde los 3 años” es el título del cuadro que ya cuelga de las paredes del colegio de Frula y que es obra de una de sus alumnas, Laura Esteban Guindas. A propuesta de una de sus profesoras, esta incipiente artista, que tiene 11 años, decidió plasmar sobre un lienzo la fachada del centro escolar. 

Al acabar el curso, y como cierre a una feliz etapa, Laura Esteban optó por entregar su obra al equipo docente. Aunque siempre le ha gustado dibujar y pintar, ha sido de forma reciente cuando ha comenzado a recibir clases en la ciudad de Huesca. «Voy muy contenta; me encanta», señala la joven. 

Para los retoques finales del cuadro, contó además con la ayuda de una artista local, María José Chinestra, que, entre otros aspectos, le ayudó a definir los colores. 

El cuadro ha sido colocado en la entrada del colegio de Frula, que forma parte del CRA La Sabina. «Me hace mucha ilusión», confiesa la joven, que asegura llevarse grandes recuerdos de su etapa escolar. Durante los últimos años, ha compartido clase con otra decena de niños y niñas, con los que ha compartido enseñanzas y juegos. 

Ahora, y antes de iniciar una nueva etapa, Laura disfruta de las vacaciones como cualquier niño de su edad. En Frula, tiene todo lo necesario para vivir una infancia feliz. De hecho, ella misma valora de forma muy positiva la libertad de entrar y salir y la posibilidad de poder jugar con sus amigos en diferentes espacios al aire libre, entre ellos, el parque o el renovado pinar.